• Latest News

    23 de octubre de 2016

    ¿Y LOS CAMPESINOS...?

    #LABUENAVIDA

    María G. Arizmendi


    Tenemos en el mundo las castas dominantes, muchas veces tiranas, que se sienten superiores y por lo general injustas: la militar, la gubernamental, la clerical y la del capital, tetralogía sombría que se distingue por buscar y funcionar para su propio provecho y ventaja y, en consecuencia, al no propiciar el progreso, generan retraso, ignorancia, miseria.

    Por dicha tenemos la casta científica y la académica que son la esperanza de los pueblos para abordar el tren de la investigación de la salud que nos rehuye ante la embestida de médicos y laboratorios empeñados en expandir las fórmulas químicas que no curan y por el contrario dañan. Así se entiende por que la enfermedad ataca cruelmente a la población mundial y agregamos el consumo de los productos trans, resultado de una maligna manipulación genética que suprime los elementos nutritivos propios del mundo vegetal, diseñados por Mater Natura exclusivamente para sus hijos.

    No marginaremos la casta artística en sus siete encantadoras manifestaciones, letras, pinceles y cinceles entre ellas, la responsable de despertar la sensibilidad humana y elevarla a alturas espirituales que distinguen al ser humano del mundo animal.

    ¿Y el campesinado, dónde cabe? ¿Dónde ubicar a ese gremio disminuido, empobrecido por la soberbia y la vanidad? En ciertos casos estos vocablos son sinónimos, pero en otros divergen por el estrato socio-económico en el cual se aplican. Este renglón merece un pensamiento de la población urbana que muchas veces cree que las grandes calabazas y las diminutas fresas crecen en árboles y ajena a la gravedad del caso, inmersa en su vanidad producto de su cosmética y sus horas en el "gym", vive desapercibida del peligro de extinción en que se encuentra. No exagero. No existiría en el mundo un general, un almirante, un politico,un sacerdote, un comerciante, un industrial, un empresario, un pintor, un poeta, nadie existiría si no hubiese campesinos. Y los tenemos en el escalón mas bajo de la economía nacional... ¡A LOS QUE ALIMENTAN AL MUNDO! Con la mayor displicencia e inconsciencia, cuando debíamos premiarlos con honores por mantenernos vivos con el sudor de su frente.

    ¿Son justas las castas dominantes?

    Conteste usted.

    Envío un saludo cordial a la familia humana.

    EL TONTO GRITA,
    EL INTELIGENTE DISCUTE,
    EL SABIO CALLA.
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comments:

    Publicar un comentario

    Agradecemos sus comentarios y esperamos contestarlos todos en caso de que algún comentario no se contestado hagannoslo saber via e-mail a: comentarios@loveandproductivity.com

    Item Reviewed: ¿Y LOS CAMPESINOS...? Rating: 5 Reviewed By: LYP
    Scroll to Top