• Latest News

    8 de octubre de 2016

    MARÍA DE NAZARET...

    #ALNATURAL 

    Fabian Conde 


    Escribir sobre un espíritu altamente iluminado, como el de María de Nazaret, la madre de Jesús, es buscar lo inconcebible para quien mora en las esferas espirituales dominadas por las sombras, como es nuestro caso.

    Para tener condiciones de recibir y estar en compañía de Jesús, el Espíritu más evolucionado que pisó el suelo terreno, María tiene que ser una Entidad de una evolución inconmensurable, que escapa a nuestro razonamiento.

    En el Espiritismo, aprendemos a reconocer en María una entidad evolucionadísima, que ya había conquistado, hace dos mil años, elevadas virtudes, tornándola apta para desempeñar en la superficie terrestre tan elevada misión, recibiendo en sus brazos al Emisario de Dios, que se hizo niño para transformarse en modelo de la perfección moral que la Humanidad puede pretender alcanzar sobre la Tierra.

    Así se expresa Miramez, a través de la psicografía de Juan Nunes Maia, en el libro que lleva el nombre de la madre de Jesús: “(…) María de Nazaret es uno de esos grandes seres que renunció, como ave luminosa, a su nido de bienestar angelical, para ayudar a la Humanidad, apagando su propio fulgor, para que se encendiese la Luz Mayor (…)”. Emmanuel, en el libro “Camino de la Luz”, edición de las Editoras IDE-Mensaje Fraternal, describe así la llegada de Jesús: “(…) Comenzaba la era definitiva de la madurez espiritual de la Humanidad terrestre, toda vez que Jesús, con su ejemplificación divina, entregaría el código de la fraternidad y del amor a todos los corazones.

    En balde los escritores materialistas de todos los tiempos vulgarizaron el gran acontecimiento, ironizando los elevados fenómenos mediúmnicos que lo precedieron. Las figuras de Simeón, Ana, Isabel, Juan el Bautista, José, así como la Personalidad Sublimada de María, han sido muchas veces objeto de observaciones injustas y maliciosas; pero la realidad es que solamente, con la participación de aquellos mensajeros de la Buena Nueva, portadores de la contribución de fervor, creencia y vida, podría Jesús impulsar en la Tierra los fundamentos de la verdad inquebrantable.”

    Nos llama la atención la referencia hecha por el benefactor espiritual, destacándola de los demás compañeros que abrieron el camino para la misión de Jesús.

    Es que pese a la grandeza espiritual de María, los historiadores casi siempre olvidan mencionarla, o agregarla a los hechos históricos de la implantación del Evangelio de Jesús. Su figura mayúscula, casi siempre parece olvidada.
    De ella muy poco se habla.

    La historia prácticamente guarda silencio sobre una de las personalidades más importantes en la trayectoria histórica del Cristianismo.

    Emmanuel, en el libro “Pablo y Esteban”, recibido a través de las benditas manos de Francisco Cândido Xavier, nos relata que el Apóstol Pablo, al visitar Éfeso, atendiendo a insistentes llamados de Juan, para promover la consolidación definitiva de la iglesia cristiana en aquella Pietà, celebre escultura de Miguel Ângelo ciudad, visitó a la Madre de Jesús en su sencilla casita que daba hacia el mar, quedando fuertemente impresionado con la humildad de aquella criatura sencilla y amorosa, que se asemejaba mucho a un ángel vestido de mujer.

    Pablo de Tarso se interesó por sus tiernas narraciones, sobre la noche del nacimiento del Maestro, grabó en lo íntimo sus divinas impresiones y prometió volver en la primera oportunidad, a fin de recoger los datos indispensables para el Evangelio que pretendía escribir, para legarlo a los cristianos del futuro.

    Nosotros, los espíritas, tuvimos la gracia de recibir un “retrato” de María que trae su fisonomía real.

    En la noche del primero de diciembre de 1984, el espíritu Emmanuel dictó por intermedio de Chico Xavier un retrato hablado de María de Nazaret al fotógrafo Vicente D’Avila, de San Pablo. Ese trabajo se fue realizando poco a poco, con sucesivos retoques por la gran habilidad de Vicente, en más de veinte contactos con el médium brasileño.

    Chico Xavier informó que la fisonomía de María, retratada así, muestra cómo ella se presenta y es reconocida en sus visitas a las esferas espirituales más próximas a la Tierra.
    Sabemos que su trabajo espiritual es intenso y que actúa constantemente a favor de la Humanidad.

    Extraido del Blog de Mari.
    En una próxima entrega compartiremos mensajes marianos.
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comments:

    Publicar un comentario

    Agradecemos sus comentarios y esperamos contestarlos todos en caso de que algún comentario no se contestado hagannoslo saber via e-mail a: comentarios@loveandproductivity.com

    Item Reviewed: MARÍA DE NAZARET... Rating: 5 Reviewed By: LYP
    Scroll to Top