• Latest News

    5 de septiembre de 2016

    LA CESTA DE MIMBRE

    #VIVIMOSQUÉALEGRÍA
    Janeth Olazábal


    Cierto anciano monje, quizás San Francisco de Asis, se levantaba antes que el sol, para colaborar en los menesteres del convento, y poder así, dedicar buena parte del día a la oración.

    Solían mendigar alimento para los pobres, recogiendo lo que les daban en cestas de mimbre que ellos mismos confeccionaban. Como la suya estaba rota, un día se levantó aún mas temprano que de costumbre, tomó el mimbre que había segado por la tarde y se puso manos a la obra.

    Tal era la dedicación con que realizaba su labor, que, un rato después, un hermano que pasaba la escoba, se paró asombrado por la delicadeza, paciencia y precisión con que engarzaba las ramitas.

    Pasado el amanecer, volvió por el lugar con otros quehaceres y no podía creer lo que veía: en una pequeña hoguera ardía el cesto nuevo, mientras Francisco se calentaba, pensativo y mirando absorto las llamas.

    - Buenos días hermano Francisco.

    - ¡Ah! ¡Eres tu! Acércate más y calienta las manos.

    - He visto antes como elaboraba la cesta que ahora arde... y me preguntaba porqué.

    - Claro. ¿Sabes? cuando acabé de hacerla, pensé: ¡Qué gran trabajo! ¡Que orgulloso estoy de ella! ¡Los hermanos se maravillarán de esta fina obra de artesanía! Como ves, puro orgullo y vanidad. No podía hacer otra cosa sino arrojarla a la lumbre.

    - No lo entiendo... ¿Realmente es necesario?

    - Recuerde hermano que trabajamos únicamente por y para Dios; por ello, no debe convertirse el trabajo en un fin, ni en un medio con una intención distinta a esta. El trabajo debe ser un instrumento de santificación. Lo demás es vanidad, sólo vanidad, como el humo de esta hoguera.
    "...La vanidad es una prisión que siempre te hará buscar la aprobación, que no es más que la ilusión que se irá con el tiempo..."
    ¡Respiramos!

    FELIZ DÍA LLENO DE BENDICIONES
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comments:

    Publicar un comentario

    Agradecemos sus comentarios y esperamos contestarlos todos en caso de que algún comentario no se contestado hagannoslo saber via e-mail a: comentarios@loveandproductivity.com

    Item Reviewed: LA CESTA DE MIMBRE Rating: 5 Reviewed By: LYP
    Scroll to Top