• Latest News

    29 de agosto de 2016

    UN LOCO SOÑADOR

    #AMORESLARESPUESTA 

    Luigy Vissuet 


    Estoy triste, sí, porque me duele que se vaya un poeta que le componía y le cantaba al amor. Me duele como me ha dolido la partida de Benedetti, de Galeano, de Neruda, de Sabines, de Lennon, de Sinatra.

    Coincidencias de la vida, murió justo el día que terminaba la serie de televisión sobre su vida: "Hasta que te conocí", donde develó, a través de la poderosa TV, gran parte de su vida. No pude menos que recordar cuando el legendario luchador "El Santo" (El Enmascarado de Plata) se quitó su máscara frente a las cámara de TV.... y a los pocos días falleció...

    Roberto Carlos y Selena se hicieron famosos y millonarios con una Carcahita (mandé mi Cadillac al mecánico hace días...) y una Carcacha (paso a pasito...), respectivamente. Juan Gabriel lo hizo diciendo:

    "No tengo dinero/ ni nada que dar/ lo único que tengo/ es AMOR para dar..."

    Más allá de toda la controversia, la polémica, el drama, la extravagancia, el hambre, los trabalenguas en algunas de sus canciones, la parodia, las ironías de la vida (salió huyendo siendo un bebé de su natal Parácuaro debido a que peligraba la vida de toda la familia y ahora es el hijo predilecto del lugar), más allá de todo el éxito del mundo, más allá de lo que me digan: está el hombre, el ser humano, el ser apasionado, el tenaz, el perseverante, el altruista.

    Hay mucho que aprender de él: su fortaleza interior, su enorme capacidad de sobreponerse a la adversidad (a los tres años lo abandona su mamá para meterlo a un orfanatorio); la capacidad para que se le resbalara el bullyng derivado de sus modos afeminados; los continuos rechazos (en Tijuana, Ensenada, Rosarito, Juárez, México), la cárcel (estuvo año y medio en Lecumberri la prisión de aquellos entonces de la Ciudad de México, lugar donde nace el término "joto" ya que la crujía "J" albergaba a los homosexuales). Otro punto admirable es su determinación para alcanzar sus objetivos sobre cualquier obstáculo. Algo que me encantaba de él era su irreverencia y más aún que le valía madre "el qué dirán" y los convencionalismos sociales.

    Era un loco soñador... Logró todo lo que soñó, todo lo que se imaginó, todo lo que se propuso. La cereza del pastel sin duda fueron sus conciertos en Bellas Artes, jamás ha ingresado tanto dinero a las arcas del sagrado recinto como las enormes sumas derivadas de las regalías de sus conciertos en la catedral del arte de México. El dinero no le importaba, para él lo más trascendente era llevar su sueño a cabo: presentarse en Bellas Artes. 

    Crecí con él y mi corazón también, cantaba y canto sus canciones, crecí aprendiendo a tocar sus rolas en guitarra, enamorándome, aprendiendo de sus poesías, tenía para todo en su repertorio: lo más romántico, el amor y el desamor, de rompe y rasga, de triunfar después de haber caído. Mi vida se desenvolvía de la mano de sus narraciones poéticas, desde luego había otros compositores que me llegaban: José María Napoleón, Armando Manzanero, Agustín Lara, San José Alfredo Jiménez, mi 'compadre' Cuco Sánchez, Roberto Cantoral, Camilo Sesto, Manuel Alejandro, Joan Manuel Serrat, Juan Carlos Calderón, Óscar Chávez, Chava Flores, Mercedes Sosa, Facundo Cabral, Miguel Bosé, José Luis Perales, Pablito Milanés, Silvio Rodríguez, y me influían bastante como también lo hacían Jhon Fogerty de Credence, John Lennon, Paul McCartney y George Harrison de los Beatles, Barry Gibb de los Bee Gees, Paul Anka; y por supuesto, en las letras como tal: Mario Benedetti, Pablo Neruda, Miguel Hernández, Jaime Sabines, Sor Juana y Amado Nervo. Eran muchos los que forjaban mi corazón y mi imaginación pero Juan Gabriel era avasallador tanto en cantidad como en calidad.

    Frases simples, acordes cotidianos, rimas donde narra los problemas del corazón del pueblo (no me vuelvo a enamorar/ totalmente para qué); trabalenguas (cuando yo le quiero ver reír cantar gozar, bailar, ta ta, ta ta, ta ta, ellos le frenan), frases sin sentido (qué cómo me la
    maravillaría yo), frases comunes (me pasa una escuincla que me gusta/ te propongo matrimonio/ en cualquier instante vendrán a tocarme las puertas de mi corazón), y también frases sublimes (qué divino amor/ amor eterno/ tú estás siempre en mi mente/ mil gracias por tanto y tanto amor...).

    Es un clásico, era ya leyenda viviente, ahora su figura se ensalzará aún más. No encuentro en México, o en Iberoamérica alguien más grande que Adán Luna o Juan Gabriel, en el ámbito musical. Es más grande que Pedro Infante, Rafael, Julio Iglesias, José, José, Rocío Dúrcal, Sandro de América, Leo Dan o Luis Miguel o el que me digan.

    No hay modo de compararlo pues la suma de lo que Juan Gabriel era no tiene parangón: compositor de letra y música; intérprete; manejo del escenario; conexión con la gente; productor discográfico; el compositor más interpretado (decenas y decenas de intérpretes de las más diversas nacionalidades); el autor más prolijo (1800 canciones, la Asociación de Autores recibe más dinero por las regalías de Juan Gabriel que por cualquier otro compositor); su frecuencia en los medios: cada cuarenta segundos suena una canción suya en la radio o en la TV, es el artista iberoamericano más buscado en YouTube; el artista con más presentaciones en vivo en el mundo: más de quince mil conciertos.

    Japón y Latinoamérica lo reconocieron como el símbolo de la música latina pues contribuyó a la música popular en los siguientes géneros: Balada, ranchera, bolero, pop, música norteña, música chicana, salsa son de mariachi, disco, big band, música de banda, rumba flamenca, cha cha cha, huapango.

    Vendió más de ciento cincuenta millones de discos, ocho millones de ellos nada más con el disco de "Querida". Mas 75 millones como productor discográfico, mas 45 millones haciendo el dueto más grande de Iberoamérica con Rocío Dúrcal. Ha sido traducido a varios idiomas: Turco, griego, tagalo, japonés, francés, alemán, italiano, inglés, portugués, ruso.

    Sólo lo puedo comparar con los Beatles, con Michael Jackson, con Frank Sinatra, con Elvis Presley. Y ni aun ellos se podían comparar en la versatilidad del Divo de Juárez. El más grande de Iberoamérica, el más grande del idioma español.

    Tuvo tres padres: Gabriel Aguilera, biológico; Juan Contreras (Juanito), formativo, le enseñó oficios y le enseñó a amar el mágico mundo de la música; y, el maestro de maestros: Eduardo Magallanes, que hizo de Juan Gabriel un grande entre los grandes.

    Las mujeres más relevantes de su vida fueron: su madre, Victoria Valadez; su hermana mayor Virginia; sus grandes amigas Esperanza y Meche; sus amigas del medio, Lola Beltrán, Lucha Villa, Angélica María, Estelita Núñez, Isabel Pantoja, por supuesto Rocío y en especial Enriqueta Jiménez "La Prieta Linda" que lo sacó de la cárcel cuando él no era nadie y se convirtió en la primera intérprete de Juan Gabriel con la canción "Noche a Noche".

    Y bueno, finalmente la mujer más tracendente y la más discreta: Laura Salas, la hermana de uno de sus mejores amigos (y su más brillante representante), la madre de sus cuatro hijos todos llamados Juan en diferentes idiomas: Ivan, Joan, Hans, Jean y todos con el segundo nombre de Gabriel.

    Alberto Aguilera Valadez:

    Al ver tu grandeza en los escenarios y en las letras me quedé impactado; tu visión de Águila te llevó a conseguir los más altos niveles de la fama y de la popularidad en muchos países del mundo; tu vida no fue algo baladí pues dejaste la estafeta muy alta para quien quiera que deseé trascender en el ámbito musical.

    Juan Gabriel murió justo al doble de la edad de Jesús. Murió porque todos nos vamos a morir algún día, pero me duele que se haya descuidado. Era vegetariano y se cuidaba bastante, pero un día decidió "darle vuelo a la hilacha" subió de peso, cayó en el hospital muy grave, le pusieron marca pasos. Yo creo que quería morir, aun cuando estaba lleno de planes, de proyectos, de recitales. Sin embargo, al descuidarse, moría poco a poco, lentamente... Nació para amar, aunque alguna de sus canciones dice lo contrario. Vivió con pasión, con intensidad, tal vez nadie nació para él, su legado es vasto y hermoso. Me quedo con su imagen de cuando empezaba a despuntar; con su imagen impecable de cuando salió con la Vero (recuerdo haberme quedado toda la noche viendo ese inolvidable programa); me quedo con su grandiosa imagen de la primera vez que se presentó en Bella Artes; me quedo con él para toda la vida pues al igual que él: soy un loco soñador/ nomás. 


    Amor es la respuesta


    Sígueme en:

    Facebook/Luigy Vissuet
    Twitter/@luigyvissuet
    Google+/luigy vissuet
    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comments:

    Publicar un comentario

    Agradecemos sus comentarios y esperamos contestarlos todos en caso de que algún comentario no se contestado hagannoslo saber via e-mail a: comentarios@loveandproductivity.com

    Item Reviewed: UN LOCO SOÑADOR Rating: 5 Reviewed By: LYP
    Scroll to Top